En este momento estás viendo Día Internacional de la Conciencia Sobre la Pérdida y el Desperdicio de Alimentos

Día Internacional de la Conciencia Sobre la Pérdida y el Desperdicio de Alimentos

En Cali, existe una entidad que evita el desperdicio de alimentos para ayudar a los más necesitados

En el marco del Día Internacional de la Conciencia sobre la Pérdida y el Desperdicio de Alimentos, el Banco de Alimentos de Cali, promueve la donación de alimentos aptos para el consumo humano en todos los eslabones de la cadena alimenticia, con el fin de reducir el desecho de comida y alimentar a las familias que lo necesitan. 

En el reciente estudio sobre la situación de desperdicio en algunos países del mundo, publicado por las Naciones Unidas, concluyó que en 2019 se desperdiciaron más de 900 toneladas, entre servicios de comida, y hogares familiares, con 121 kilogramos de alimento desperdiciados por cada habitante del mundo. En Colombia se contabilizan 3,5 millones de toneladas cada año, es decir un desperdicio de 70 kilos de comida por persona.

Botar comida, afecta además de la seguridad alimentaria, al desperdicio del uso de los recursos naturales que se necesitan para producir los alimentos y la generación de emisiones innecesarias de CO2 que aceleran el calentamiento global y el cambio climático.

En este sentido, se distinguen dos conceptos diferentes que son “pérdidas” generados en etapas de producción agropecuaria, poscosecha, almacenamiento y procesamiento industrial por ineficiencia en las cadena de producción y los “desperdicio” en las de distribución, retail y consumo, debido al comportamiento, los hábitos de compra, consumo y la manipulación de alimentos.

Desde hace 21 años, el Banco de Alimentos de la Arquidiócesis de Cali, una entidad sin ánimo de lucro que promueve las donaciones y suma esfuerzos para la recuperación de alimentos en toda el eslabón de la cadena alimentaria, empezando por la producción agropecuaria donde se pierden cerca del 40 % de alimentos

A través del Programa Recuperación de Excedentes Agrícolas -REAGRO, en alianza con fincas productoras y campesinos del Norte del Valle del Cauca, han recibido 108 toneladas en lo corrido del año, recogiendo cada semana entre 3 y 4 toneladas de frutas y verduras que no cumplen con los estándares mínimos de calidad para su comercialización por las exigencias del mercado en forma, tamaño o color.

En alianza con empresas multinacionales y locales, llevan a cabo convenios para la gestión de la merma en alimentos y no alimentos, que aún son aptos para el consumo o uso humano, reduciendo los costos ocultos de la destinación final con un beneficio tributario del 125 % de deducción en el impuesto de renta, buscando una logistica inversa sostenible donde se impacta social, económica y ambientalmente.

El padre Óscar De La Vega, director del Banco de Alimentos, expresa que: “En Cali, durante el 2018, 319.305 toneladas de alimentos terminaron en el relleno sanitario de Yotoco y actualmente, el 51,3 % de los hogares no logran consumir las 3 comidas diarias, con estos contrastes, es necesario que promovamos acciones concretas para salvar comida que puede ayudar a disminuir la inseguridad alimentaria que se acrecenta por la pandemia, donde para una familia que antes le era difícil acceder a productos nutricionales y de calidad, por sus altos costos, ahora se suman muchas más, por la situación tan crítica que estamos pasando”.

Esta fundación vincula instituciones sin ánimo de lucro, con atención a población en condición de vulnerabilidad como jardines, colegios, hogares de paso, geriátricos, comedores comunitarios, centros de rehabilitación y de salud en Cali y municipios cercanos, llegando a 100 mil personas en condición de vulnerabilidad mensualmente.

 Con las donaciones de alimentos y no alimentos que reciben entre excedentes, seleccionan y aprovechan a diario, con el fin de dar una segunda vida a los productos no comercializables y de uso a los que se encuentran en buen estado. De esta manera, entregan un mercado de alimentos y no alimentos quincenal, teniendo en cuenta, la cantidad de personas y las necesidades nutricionales de los beneficiarios.

Hoy con la pandemia y la parálisis del sector económico que se presentó desde el 2020, se impactó el bolsillo de los comerciantes y empresarios y acrecentó el número de hogares con hambre y que a lo corrido de este año, les es imposible pensar en consumir las tres comidas al día. Según la reciente encuesta Pulso Social del Dane, hoy 2,4 millones los hogares ingieren menos de tres porciones diarias de alimento: 2,2 millones de familias en el país comen dos veces al día, 179.174 hogares se alimentan solo una vez y 23.701 hogares a veces no tienen un plato diario.

En el marco del Día Internacional de la Conciencia sobre la Pérdida y el Desperdicio de Alimentos que se conmemora el 29 de septiembre, es necesario resaltar acciones que reduzcan el desperdicio de alimentos, con esto se contribuye a la reducción de la inseguridad alimentaria y la desnutrición, además de los impactos en el medio ambiente, es un llamado al sector empresarial y a los hogares en la producción, manejo y consumo responsable de los alimentos

Deja un comentario